El Spider-Man solidario. La historia detrás del disfraz.

EL SPIDER-MAN SOLIDARIO VISITÓ AL PAPA.

De un lado, el papa Francisco, líder de la iglesia católica. Del otro, Spider-man, uno de los superhéroes más conocidos del mundo.

Quien se encontraba detrás de la máscara se llama Mattia Villardita, un “Hombre Araña solidario”, conocido en Italia por visitar a niños enfermos en hospitales disfrazado del célebre personaje. 

¿Quién es Mattia Villardita?

En su trabajo de día, Mattia parece un empleado más de la terminal de Liguria, que le gusta lo que hace y aprecia a las personas con las que trabaja. Sin embargo, hay otra personalidad oculta debajo del engranaje protector y el uniforme de  terminales APM.

La primera vez que Mattia Villardita se puso el traje del hombre araña fue hace cuatro años, movido por su propia experiencia.

Desde niño y hasta los 20 años tuvo que someterse a múltiples cirugías en una pierna (15 en total), por una enfermedad congénita. Pasó innumerables horas y días en hospitales, una experiencia que cambió profundamente su vida.

“Cuando estás en un hospital, ves el mundo a través de una lente diferente y aprecias las pequeñas cosas de la vida” dice Mattia.  

Cuando pasaba días en el hospital le hubiera  “encantado (…) ver a Spiderman entrar por la ventana”.

De niño, además, soñaba con ser portero en la Serie A del fútbol italiano, algo que no pudo lograr por los problemas de salud. Hoy su mayor sueño es ayudar a tantas personas como sea posible. 

SUPER HÉROES UNIDOS.

Hace 4 años fundó “Supereroincorsía” (“superhéroes en la sala”, en español), una asociación de voluntarios que se disfrazan de famosos personajes de cómic para visitar a niños ingresados en hospitales.

El año pasado Villardita fue reconocido con la Orden al Mérito de la República Italiana, que le entregó el presidente, Sergio Mattarella, por el “altruismo y las iniciativas imaginativas con las que contribuye a paliar el sufrimiento de los pacientes más jóvenes del hospital”. 

Mattia no solo va a hospitales, también visita las casas de niños que reciben quimioterapia. Asegura que la felicidad dura unos minutos, porque hay muchos niños, pero siempre les deja un regalo de Spiderman, un juguete o una medalla, para que recuerden ese momento. 

El Vaticano describió a Villardita como “realmente un buen superhéroe” y lo citó diciendo que durante los largos meses de bloqueo pandémico en Italia hizo más de 1.400 videollamadas, ya que no pudo visitar en persona, para ayudar a los niños enfermos a sonreír. 

Ayudar a otros es algo que siempre ha estado muy presente en su vida, creyendo que si todos hicieran lo mismo, este sería un mundo mucho mejor.

Puedes encontrar a Mattia Villardita en sus redes sociales aquí: 

INSTAGRAMLINKEDIN

0 comentarios