Beirut: Las claves de la tragedia | ¿Qué sucedió? | Las reaciones.

Descarga este episodio

 

LAS CLAVES DE LA TRAGEDIA.

Sigue la búsqueda desesperada de supervivientes en una de las peores tragedias en la historia de la humanidad, la bomba no nuclear más poderosa de la historia afecta a cientos de miles en Beirut.

Como si se tratase de una película de ciencia ficción. 

  • Se habla de al menos 130 muertos, 5000 heridos, centenares de desaparecidos, 300.000 personas sin casas. 
  • Daños materiales por entre 3 y 5 mil millones de dólares. 
  • Un país está en riesgo de escasez alimentaria por los silos de granos destruidos. 

 

¿QUÉ SUCEDIÓ?

Por ahora todo apunta a un barco ruso con bandera moldava abandonado en 2013 en el puerto de Beirut por sus dueños. 

La justicia libanesa que retuvo el cargamento con 2.700 toneladas de nitrato de amonio en unas bodegas. 

El epicentro de la explosión, el Almacén 12 en el puerto de Beirut.

Badri Daher, director general de la aduana libanesa, dijo en una entrevista con el diario franco libanés L´Orient Le Jour que había alertado en “al menos seis ocasiones a la justicia“ acerca del peligro que representaba tener este material en el puerto. Nadie lo escuchó.

Agregó que a lado del lugar de almacenamiento del nitrato de amonio había un depósito de fuegos de artificio. 

Una de las hipótesis es que ahí se generó la chispa que terminó en la explosión fenomenal.

Las investigaciones apuntan a saber qué extraña cadena de casualidades, accidentes y negligencias permitió finalmente que se produjera la tragedia.

Este mismo miércoles, Georgia reconoció que el cargamento de nitrato de amonio fue producido por una empresa nacional y salió de un puerto georgiano a bordo del carguero ‘Rhosus’ con bandera moldava.

El carguero quedó varado en Beirut y no volvió a salir del puerto por problemas técnicos.

Según ‘Shiparrested.com’, una organización que ofrece asesoramiento a buques retenidos,el dueño fue quien abandonó el barco. 

Ante los riesgos de dejar la carga dentro , y sin ninguna orden concreta sobre cómo proceder, se descargó en los almacenes del puerto, donde quedó durante seis años.

Lo peor de todo es que las autoridades libanesas siempre estuvieron al tanto de que esos explosivos seguían ahí y de la peligrosidad que ello representaba.

En las últimas horas, un número indeterminado de agentes y funcionarios de aduanas del puerto, presumiblemente responsables del almacenaje de los materiales, han sido puestos bajo arresto domiciliario a la espera de que empiece a desarrollarse el proceso judicial sobre la explosión. 

Mientras tanto los hospitales, que ya venían batallando con el Covid-19, se encuentran colapsados.

El Gobierno libanés decretó además el estado de emergencia durante quince días en Beirut, esto estará bajo control militar.

 

REPERCUSIÓN INTERNACIONAL.

El presidente Emmanuel Macron será el primer jefe de estado en visitar Líbano hoy jueves para organizar las necesidades. 

En el tuit que anunciaba su viaje a Beirut, Emmanuel Macron escribió: “Haremos un balance de la situación con las autoridades políticas”. 

La explosión en Beirut contaminó el aire en esta ciudad y sus alrededores con óxidos de nitrógeno, humos y hollín. Estas sustancias tóxicas  son peligrosas sobre todo para los niños y personas de edad, comunicó la división de Greenpeace para Oriente Medio y Norte de África

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) comenzó a ayudar a los equipos de rescate y a los médicos de Beirut que trabajan en la eliminación de las secuelas de la fuerte explosión.

Las agencias de la ONU ya se encuentran en el terreno para evaluar las necesidades de respuesta y ayudar a las autoridades libanesas, especialmente en los hospitales. Al mismo tiempo   la OMS se encuentra trabajando con el Ministerio de Salud para evaluar la situación sanitaria.

Esta es una historia que aún tendrá muchos capítulos y desde este podcast vamos a seguir informando como siempre. 

Buen resto de jornada.

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *