fbpx
15 Formas de mantener el enfoque durante la cuarentena.

1. Invertí en tu sueño.
No dormir lo suficiente hace que las personas se distraigan, engorden y se pongan de malhumor.

2. Ejercita tu cuerpo.
La Escuela de Medicina de Harvard descubrió que el ejercicio mejora su memoria y concentración.

3. Alejá tus distracciones.
Cerrar correo electrónico, Facebook, Twitter. Poner tu teléfono en modo avión. Apagar todo lo que parpadea, suena, zumba o vibra. No realizar múltiples tareas.

4. Mantenga una rutina.
Si dormís, trabajás y te relajás a intervalos irregulares, gastás energía innecesaria tratando de organizar tu tiempo.

5. Usa la técnica Pomodoro.
Tomando su nombre de un temporizador Pomodoro, que funciona durante 25 minutos, la técnica Pomodoro es una práctica de concentrarse intensamente en algo durante 25 minutos y luego tomar un descanso de cinco minutos para tomar café, ir al baño, lo que sea.

6. Despertate a la misma hora todos los días.
La regularidad permite que tus hormonas entren en ritmo, dándote la mayor energía, claridad y concentración durante la mañana.

7. Tomá una postura sobre el correo electrónico.
¿Es su trabajo estar al tanto de las cosas, responder a todo lo más rápido posible? ¿O requiere largas horas de estudio y concentración? Si es esto último, el correo electrónico puede seguir siendo urgente, pero no es importante. Así que solo revisálo algunas veces al día.

8. Tenés que saber cuáles son tus metas en la vida.
Si no sabe cuáles son, leé un buen libro sobre el tema.

9. Escribí tu obituario.
Te ayuda a identificar lo que realmente necesitás hacer.

10. Tómate un descanso cuando estés haciendo un progreso increíble en una tarea.
Vas a volver más rápido y con más energía.

11. Usá auriculares con cancelación de ruido.
No solo reducen el ruido, sino que le indican a todos a tu alrededor que no deben molestarte.

12. Encontrá un compinche.
Hacer equipo con un compañero de trabajo te hará responsable: si estás codificando mientras revisás Facebook, te sentirás tonto.

13. Lee libros físicos.
Te entrena para prestar atención a un objeto durante un período prolongado de tiempo, algo que el mundo digital no nos permite siempre.

14. Escuchá música.
Te ayuda a mantenerte en tu flujo de trabajo, ya que el sonido ocupa la parte de tu cerebro en busca de “peligro, comida o cosas brillantes”.

15. Dividí los proyectos grandes en piezas más pequeñas.
Así evitamos enfrentamos a una parálisis de decisión, o en otras palabras, sentirnos abrumados y por ende empujar una tarea hasta más tarde.

Espero te sirvan los tips! Hasta el lunes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *